¿Y si estoy en coma?¿Testamento vital?

   En una de las entradas, recientemente, tratábamos la conveniencia de determinar ordenar preventivamente las situaciones en que podemos encontrarnos en el futuro privados de capacidad para decidir. En aquél momento titulamos el post como ¿Quién decidirá por mi? En este caso vamos a explicar en que consiste el Documento de Voluntades Anticipadas.

   La vida moderna nos ha traido nuevas enfermedades. Muchas veces prolongadas en el tiempo y con un paulatino deterioro físico y psíquico. En ocasiones se llega a un estado terminal. Otras veces, podemos vernos inmersos en un tratamiento quirúrgico como consecuencia de un accidente imprevisto. Paralelamente, al socaire de esa nueva perspectiva médica que afecta a nuestras expectativas de vida; se han producido unos avances tecnológicos y médicos que determinan la forma en que la persona afronte esa situación.

   En esas circunstancias la persona no está en condiciones de decidir. En tal momento es conveniente haber fijado las líneas maestras que guíen al equipo médico a fin de que nuestra voluntad sea tenida en cuenta. Las decisiones que se tomen afectan no solo al hecho de la vida misma. Valor supremo que, sin duda, en este caso, puede ser puesto en la balanza para sopesar otros aspectos como la calidad de vida futura o el derecho a una muerte digna por parte del paciente.

   Si nada hemos dicho, el equipo médico preguntará a los familiares más próximos y a las personas que tengan relación con el paciente atendidas las circunstancias. Sin duda el interpelado se verá en una encrucijada; se le imputará una responsabilidad de decidir que no tendrá claro si moralmente le corresponde. Son situaciones de tensión, puede haber intereses contrapuestos; a lo mejor el cónyuge del paciente no opina lo mismo que la madre. Nos encontramos con el problema añadido de que coexisten competencias legislativas estatales con autonómicas, la regulación es dispar y aunque las leyes tienden a converger las soluciones no siempre son las mismas. Recientemente, preguntaban en este blog sobre la incidencia de la situación de union de hecho; en principio se tiene en cuenta, pero no está regulada igual en todas las Comunidades Autónomas.

   Para evitar esos problemas es conveniente haber otorgado lo que vulgarmente se conoce como “testamento vital”. Legalmente, sin embargo, no suele ser la denominación adoptada. En la Comunidad Valenciana recibe el nombre de Documento de Voluntades Anticipadas.

   En el Documento de Voluntades Anticipadas se suelen tener en cuenta tres aspectos: 1) Instrucciones al equipo médico en relación al tipo de tratamientos que se quieren o no; 2) Disposiciones relativas a donación de órganos; y, 3) Nombramiento de un representante, con facultades de decisión, que sirva de interlocutor con el equipo médico.

   Vemos que es notablemente importante el documento en sí. El representante designado desplaza a cualesquiera otras personas.

   Formalmente no es complejo. En cada Autonomía se prevén formulas documentales alternativas. Sin embargo la forma notarial se admite en todas y es la más operativa. No se precisan testigos´y da total certidumbre a la expresión de nuestra voluntad. Su coste tampoco es elevado. Ronda los cuarenta y cinco euros.

   ¿Cómo funciona el documento una vez firmado? Es necesario registrarlo en un registro sanitario. El registro es gratuito. Los registros son autonómicos y se vuelcan los datos en un registro estatal. Es conveniente, no obstante, comunicar al representante su designación y entregarle el documento. Pues ante una urgencia será lo más operativo.

   Una vez acaecida la situación médica que regula el documento de voluntades anticipadas se consulta el Registro por el personal médico y se contacta por el representante. A partir de ese momento, él tiene el control.

Antonio Ripoll Soler

Notario de Alicante

www.notariaripoll.com

Anuncios

8 Comentarios »

  1. Muy útil la información. La verdad es que sólo pensamos en el Notario cuando nos obligan a ir en el banco. Y sin embargo tal y como presenta sus servicios este post, el Notario puede ser una especie de asesor también en el ámbito particular. Me gustaría tener una enumeración de los temas que podría revisar para dejar atados en Notaría. Según lo comentado: revisión del régimen matrimonial, herencias, últimas voluntades. Supongo que se podría facilitar una enumeración más exhaustiva, ¿no?

    • Estimado Iker, ciertamente el Notario tiene unas competencias muy amplias. Efectivamente, las personas suelen pensar en el Notario asociándolo a la compra de la casa, a la herencia de los padres, al acta que tuvo que hacer cuando discutió con el vecino y al testamento. El notario es profesional del Derecho y funcionario público. Suele, además, tomarse como baremo de los costes notariales los que el usuario pagó cuando se hizo la compraventa con préstamo hipotecario de su vivienda. Sin embargo no es una buena vara de medir; pues cuando no hay transacción económica, como sucede en los testamentos, poderes, documentos de voluntades anticipadas, actas… los costes suelen ser muy asequibles. El sistema esta montado sobre lo que se llama “arancel de banda”, de forma que el documento barato es financiado por el caro.

      Tu pregunta, siendo certera, creo que merece una entrada independiente en el blog. Su título podría ser ¿Qué puedo hacer en una Notaría? Con lo que tomo nota y me comprometo a presentarla en los próximos días.

      Antonio Ripoll Soler

  2. Hola Antonio, me gusta el guante que has recogido de iker, comparto la visión del notario con costes fuera de nuestro alcance e incluso productos que desconocemos que podéis ofrecer y que son realmente asequibles, por lo que te lanzo otro guante, intenta poner el precio aproximado o en función de qué se tarifica en cada uno de ellos. Un saludo y gracias por tu blog.

  3. Respecto al documento de voluntades anticipadas, si se ha hecho ya, pero falta uno de los requisitos mencionados, ¿se puede volver a hacer?. Supongo que sí; pero si no se inscribe en el registro sANITARIO ¿TIENE VALIDEZ LLEGADO EL CASO?
    GRACIAS

    • Estimada María Jesús, en la entrada no se ha hablado, en ningún caso, de “requisitos del documento de voluntades anticipadas”. Se ha dicho que tiene un contenido que puede girar en torno a tres aspectos. La falta de regulación de alguno de ellos no hace inservible el documento. Esa omisión, en ocasiones, a veces es deliberada.

      Si, en tu caso, no se te hizo la adecuada reflexión sobre lo que debías incluir en el documento puedes otorgar uno nuevo. En él tendrás en cuenta aquellos aspectos sobre los que hayas cambiado de parecer o que, en su día, fueron omitidos deliberadamente o no.

      Es conveniente, no obstante, hacer “borrón y cuenta nueva”, de forma que el documento sea integral y no haya que estar, en su caso a lo que resulte de distintos documentos.

      La falta de registro, en el ámbito de la Comunidad Valenciana, no es obstáculo a que el documento surta sus plenos efectos, sin embargo, el registro es conveniente, pues de lo contrario puede que tu voluntad caiga en el olvido si no se llega a conocer en el momento en el que el documento tenga que emplearse.

      Mi consejo es que acudas a un Notario y le expongas tu caso concreto.

      Espero haber resuelto satisfactoriamente tus dudas.

      Antonio Ripoll Soler
      Notario de Alicante
      wwww.notariaripoll.com

  4. Estimado Antonio, nuevamente enhorabuena por tu blog. En tu anterior post referente a este tema, tus argumentos dejaron claramente reflejada la necesidad de reflexionar acerca de este tema y dejarlo lo más cerrado posible para evitar complicaciones posteriores y/o añadir mayor sufrimiento a la propia situación. Ayer mi pareja y yo, hemos firmado nuestros documentos de voluntades anticipadas, en una Notaría en Madrid. Somos respectivamente representante el uno del otro y tenemos un representante sustituto a quien hemos informado de esta decisión. Gracias por todas tus aclaraciones. Muchas veces debemos detenernos un poco y reflexionar con detalle en los temas que nos conciernen directamente y en los que deberíamos anticiparnos. Es verdad que aún existe limitada conciencia social en lo que respecta a muchos tópicos y tabúes asociados a la muerte. Confiemos en que esto seguirá evolucionando. Comparto con Iker y contigo la idea de un post específico del tipo ¿Qué puedo hacer en una Notaría? Saludos y gracias por tus sugerencias. Noemí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s