La hipoteca inmortal

   El refranero español es muy rico e ilustrativo. Sí, hay dos refranes muy ilustrativos. El primero: “Nunca llueve a gusto de todos”. En efecto, en los tiempos que corren mientras la  sociedad española en general se lamenta de la crisis que nos asola, los unos porque no ven expectativas de salir del paso, han perdido su empleo o no encuentran uno; los otros porque no arrancan sus negocios o porque han perdido sus inversiones como consecuencia del varapalo, sea inmobiliario, bancario o bursatil; no hay quien, por otro lado, no deja de ver en la crisis una oportunidad para reinventarse, reciclarse, buscar nuevas formas de negocio… e, incluso, no faltan los que piensan que “A río revuelto… ganancia de pescadores”, y se frotan las manos pensando que si alguno de los bancos, cajas o entidades de crédito cae caiga también la hipoteca que liga al pobre deudor con la entidad que hace aguas.

   El segundo refrán o dicho en el que pensaba es el que ilustra la frase “Mi gozo en un pozo”. En efecto, para bien o para mal, la crisis de los bancos no afecta a la obligación de pagar la hipoteca. Por lo que todos aquellos, a los que me refería anteriormente, que veían un filón en la desgracia ajena siguen tan deudores como eran antes de las intervenciones bancarias y de las noticias relativas a las mismas.

   Toda empresa, persona o entidad que se encuentra en una situación en la que no puede hacer frente a sus obligaciones corrientes tiene un régimen legal especial. Bien sobre la base de la legislación concursal, en general; bien sobre la normativa de disciplina e intervención de las entidades de crédito y planes ad hoc de rescate que surjan. Dichos planes y regímenes legales tratan de armonizar los distintos intereses en juego, pero no dan derecho, en ningún caso, al incumplimiento de las obligaciones asumidas por parte de los deudores hipotecarios de dichas entidades.

   Por lo que, como a perro flaco todo son pulgas y como la realidad siempre supera la ficción… a seguir pensando soluciones, que lo que hace falta son actitudes positivas y sacar fuerzas de flaqueza; que las desgracias se publican todos los días en los medios.

Antonio Ripoll Soler

Notario de Alicante

www.notariaripoll.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s