El Ultimo Jedi

homenaje   Las líneas que siguen son reproducción de las palabras que ofrecí a mi padre, el pasado día dos de octubre, con ocasión de una comida íntima que sus compañeros de Alicante celebramos para homenajearle con motivo de su jubilación el pasado 31 de mayo, tras más de cuarenta años como Notario. Como verba volant he decidido plasmarlas en este Blog como testimonio de afecto y reconocimiento:

  “Hace no tanto tiempo, en Torrevieja, durante la firma de una hipoteca, cuando todavía los Bancos no solo firmaban refinanciaciones; Manolo Gómez Pardo -Manolo, era el apoderado de la CAM, que junto con Marcial transitaba por todas las notarías- me dice, todo circunspecto:

   “- Antonio, ¿Sabes que los Registradores no pueden jubilarse?-, yo me quedé mirándolo, pensando por donde iba a salir.

   – ¿Por qué? – le pregunté.

   – ¡Pues hombre, no pueden pasar a mejor vida!, ¡porque esa no existe! -me dijo.”.

   Fuera de bromas; la jubilación es algo que todos, de una manera o de otra, pensamos alguna vez; normalmente, en nuestra profesión, cuando no la tienes cercana se toman en consideración los  los aspectos económicos, la previsión familiar y personal. Ciertamente, en la actualidad, pienso que en una notaría sobrecargada de gastos, la jubilación es el mejor de los EREs.

   Sin embargo, la jubilación, cuando se vive en primera persona, en mi opinión, tiene un alto componente de emotividad.

   La jubilación, como la capacidad, es jurídica, se llega a la edad y punto. Antonio, por su aspecto físico, por el que no pasan los añosº-espero que la herencia genética me sea  favorable en esto, salvo que de pacto con el diablo se trate-; y por encontrarse en plena madurez intelectual, bien podía haber demorado el momento; pero el BOE, sabéis, manda.

   Cuando yo estudiaba la oposición, me sentía como un caballero Jedi; -os aseguro que no es producto del estado alucinógeno que se nos imputa a todos los opositores y, posteriormente, a los notarios-. ¿Quién no vio la saga de la Guerra de las Galaxias, bien en su infancia, bien en su juventud, bien recientemente, como consecuencia de las reposiciones cinematográficas? Los Jedi aunaban nobleza de espíritu y una altísima preparación; al mismo tiempo eran tributarios a la tradición y eran capaces de manejar el arma más avanzada.

   Hoy, ciertamente, puedo deciros, mi padre se me presenta como El último Jedi. El último gran caballero notarial.

   La jubilación de un notario, aunque no debería ser así si nos comparamos con otros funcionarios, en la práctica implica despojar de su armadura al caballero que os comentaba; igual que pasamos del no ser notarial al ser con el aprobado; la jubilación te priva de la noche a la mañana del hábito notarial, de tus herramientas -que no de tus valiosos conocimientos-. Sin embargo, a diferencia del abogado, no hay una situación intermedia, desprovisto de la dación de fe no puedas gozar de la prestación del servicio que esta conlleva.

   La mañana del día 31 de mayo, día en que Antonio, nuestro compañero, ceso en la función, a media mañana, me presenté en su notaría, le llevé unos folios timbrados y le dije que quería que me autorizase el acta que llevaba redactada. Me miró, calló, dio instrucciones a su empleada y le dijo: “Hay un número más, mejor, así el último no es el 613”. En dicha acta, a vuela pluma hice un pequeño esbozo de mis vivencias como hijo de la imagen notarial de mi padre. Desde su primer destino, oposiciones entre notarios, pertenencia en varias ocasiones a la Junta Directiva de distintos Colegios, hasta su etapa en Alicante.

   La situación fue tensa, cargada de sentimientos, nos miramos circunspectos, yo firmé y el autorizó, me quedo con el honor de haber sido su último compareciente, su último rogante.

   De todas esas vivencias, con la que me quedo, sin duda, es con la huella que ha dejado en las gentes de los lugares en que ha tenido el honor de servir la profesión. -Mosqueruela, Torreperogil, Alcalá la Real y, últimamente, Alicante, ciudad de la que ha sido, él sí, Notario por oposición entre notarios.

   Mi padre, para esto, notario de los de antes, ha vuelto, en varias ocasiones, a todos los pueblos que ha servido, y allí he sido testigo del testimonio de afecto que había generado y de lo indeleble de su recuerdo.

   Recientemente, una persona que apareció por mi notaría para otorgar un poder, buscándolo, me dijo: “Por muy bueno que sea usted, nunca podrá llegar a la mitad de lo que es su padre”. La verdad, me lleno de satisfacción.

   Para mi su jubilación ha supuesto un cambio -el otro día llamé al Registro Mercantil y nuestro querido Cecilio, con su calido chascarrillo y deje andaluz, me dijo: “hombre, ya eres Antonio Ripoll”– fue un cariñoso halago.

   Mi padre, ahora, yo sí pienso, pasa a una mejor vida, espero que dedique su tiempo a ser feliz. Seguirá aferrado como pocos a sus artículos del Código civil, los cuales aún recita con maestría -no exenta de algún gazapo que se esconde rápidamente tras la autoridad de su discurso, una de sus mejores virtudes, que sin duda todos conocéis-.

   Espero que nos siga deleitando con sus trabajos y divertimentos notariales.

   Os dije que para mi era el último Jedi. Dije Jedi y lo expliqué, dije último y lo explico.

   Casualmente esta comida coincide, de forma no pretendida, con la aprobación de la Ley de Emprendedores, la que sin duda, supone una degradación de la función, la apertura del Registro, socialmente, al documento privado con firmas legitimadas. Me congratulo, al menos, de que en esta ocasión no tenga que asistir al falaz soniquete de “podía haber sido peor” porque sin duda ninguna, peor no podía haber sido.

   Y si bien no pueda llegar a ser la mitad de buen notario que él cuando el BOE, blanco sobre negro, precipite acontecimiento y me lo impida antes de lo que debiera; espero que me ayude a dejar tan buen recuerdo profesional y personal como el deja; aunque, pese a la señora sólo llegue a la mitad de lo que él ha sido, que ya será mucho.palabras del homenajeado

Muchas gracias.”.

Alicante, 2 de octubre de 2013

Antonio Ripoll Soler

Notario de Alicante

www.notariaripoll.com

Anuncios

4 Comentarios »

  1. Primeramente, te felicito por tu blog, a través del cual te acerca profesional, y también personalmente, como lo demuestra esta publicación, a los ciudadanos, facilitando algo que hoy en día se echa mucho en falta por parte de la gente, no sólo clientes, como es la CERCANÍA. Llevo 17 años de ejercicio en la abogacía y si hay algo que el despacho tiene claro día a día desde el primer momento y como máxima prioridad, es su CERCANÍA Y TRANSPARENCIA.
    Además, quiero aplaudirte por esta publicación tan personal. La he leído y, ciertamente, emociona y mucho. Especialmente, la preciosa anécdota del acta que le hiciste firmar a tu padre el pasado 31 de mayo. Soy padre y detalles como ese, refrendan y justifican lo mucho que le merece a uno la pena el esforzarse y disfrutar día a día de sus hijos. Se tengan o no al final una sorpresa tan grata como la que le hiciste tú al honorable Notario don Antonio Ripoll Jaen.
    Por otro lado, he de decirte que me hubiera gustado haber tenido la oportunidad de acudir a esa cena y despedirme de tu padre como se merece. Se ve que yo también soy uno de esos abogados que no llegarán en su vida ni a la mitad de los grandiosos y exitosos abogados que han pasado por la Notaría de tu padre. Bueno, yo no me considero la mitad de nada y humildemente creo que tú tampoco te vas a quedar en la mitad del camino recorrido por tu padre. No se pueden hacer comparaciones. De hecho, estoy convencido que tú estás aportando también muchas cosas nuevas. Prueba de ello es este blog.
    En fin, desde que le llevaba el maletín al prestigioso abogado don Román Román Pina he sido un abogado fiel a don Antonio Ripoll Jaen. Y ahora será una satisfacción para mí el poder continuar mi fidelidad contigo, don Antonio Ripoll Soler. Tengo muy claro, porque te conozco como persona y como profesional, que no voy a notar ningún cambio con el pasado. Y si lo noto, será a mejor. Estoy convencido.
    Nos vemos en la Notaría. Un abrazo.

    José Miguel Casasempere Valls
    Abogado

    Avda. Alfonso X El Sabio, nº27, 3ºB
    03001 Alicante
    965214676 – 696115121
    jmc@casasempereabogados.com

    • Querido José Miguel:

      Es una grata sorpresa encontrarte aquí. He preguntado muchas veces por ti, sin embargo, no hemos coincidido.

      Gracias por tus palabras. Me alegra que te guste el Blog y te invito y animo a comentar lo que estimes conveniente. La participación enriquece.

      Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras relativas a la “cercanía”; en esta época, los profesionales, todos en general, debemos estar al lado de la sociedad; los tiempos han cambiado y la sociedad demanda otras actitudes, demanda interacción.

      En cuanto al homenaje, realmente fue una comida y, por expreso deseo del homenajeado fue muy íntima, sólo acudimos los compañeros de Alicante, algún notario más que quiso venir y algún notario jubilado. Al final eramos no más de yeinticinco personas.

      Fue un acto entrañable, olvidamos nuestros quehaceres diarios y, paradójica y afortunadamente, de lo que no se habló fue de la profesión -lo cual es difícil en una comida de notarios-; realmente fue una comida de amigos que coincidían para acompañar a su compañero.

      Como cierre tras las palabras que le dediqué, se le entregó la placa. Personalmente pienso que fue un bonito broche a un ciclo vital importante. Las palabras que luego he recibido de mis compañeros y de mis amigos, en relación a lo que relato en esta entrada del blog me han llenado de satisfacción y es algo que quiero agradecer, como hijo y como persona.

      Estaré encantado de reencontrarte después de tanto tiempo.

      Un fuerte abrazo,
      Antonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s