Testamentos de extranjeros: Un país, una Ley.

Testamento del extranjero   Las personas nos pensamos que nuestras creencias son universales. Que nuestro modo de pensar es independiente de las circunstancias externas. Pensamos, también, que nuestras costumbres no se ven afectadas por el entorno. Es normal, se trata de uno de los mayores logros y expresión de la libertad: es el principio de autonomía de la voluntad. La voluntad personal es soberana para autorregular los intereses personales.

   Sin embargo, las cosas son lo que son y no lo que queremos que sean. Un problema habitual en los estudios notariales es el que se produce en aquellos supuestos en los que una persona fallece sin haber hecho testamento.

   Si el fallecido es español, el problema se solventa de forma relativamente fácil. En tales casos con unos costes superiores -pero asequibles- a los que se generan cuando se hace testamento, se formaliza una declaración de herederos en la notaría y en algo más de tiempo que si se hubiera hecho testamento se formaliza la herencia. Eso sí, siempre que los herederos sean descendientes, ascendientes o cónyuge del finado. En otro caso, no es competente el Notario, se debe tramitar judicialmente, el tiempo y costes serán mayores.

   Si, por el contrario, el fallecido es extranjero, los problemas crecen. Se debe formalizar la misma declaración de herederos. Pero en este supuesto surgen distintas alternativas que ofrecen, a su vez, un sin fin de posibilidades y costes, tanto económicos como temporales.

   ¿Se formaliza en España o en el extranjero? ¿Hacen falta los mismos documentos antecedentes que si de un español se tratase? ¿Cuesta el mismo dinero? ¿Se tarda el mismo tiempo?

   Todo se puede resolver en España, sin embargo:

  1. Es necesario probar el Derecho extranjero -pues el Notario español no tiene por qué conocer las leyes extranjeras-.
  2. Los documentos que se aporten para formalizar la declaración de herederos deberán, además, cumplir determinadas formalidades añadidas, tales como apostillas o legalizaciones.
  3. El expediente es más complejo, conlleva mayores costes.
  4. Y, por último, la sucesión se eterniza, pues a todo eso, se debe sumar que la complejidad y los riesgos que asume el Notario ralentice la tramitación a fin de evitar responsabilidades.

   Todos esos problemas se solucionan si el extranjero que tiene propiedades o intereses en España formaliza un testamento notarial español. En ese caso, los trámites son igual de sencillos que si de un español se tratase.

   Incluso, en aquellos supuestos en los que el ciudadano que nos visita tenga organizada su transmisión sucesoria en el extranjero, puede ser conveniente testar en España, pues la tramitación luego, normalmente, será más sencilla.

   Lo dicho es aplicable también a los españoles que tengan propiedades en el extranjero, porque, allá donde fueres…. haz lo que vieres.

   ¿Tenéis hecho vuestro testamento?

 Antonio Ripoll Soler

 Notario de Alicante

 www.notariaripoll.com

Anuncios

7 Comentarios »

  1. Más que comentario, me gustaría hacer una pregunta, y es la de qué actitud ha de tener el Notario cuando la normativa extranjera es (no se si sucede así) contraria al orden público español.

    La duda concreta la tengo en relación a los países que aceptan la poligamia, fenómeno este que personalmente considero contrario al orden público.

    El problema no sólo es aplicable a ciudadanos de países con religión musulmana, pues si no tengo mal entendido los Mormones también aceptan esta situación y tienen una posición muy fuerte en el estado de Utah en USA (obviamente desconozco el tratamiento legal que se le da en las normas de dichos países a la sucesión intestada del polígamo).

    La otra duda es si ante la falta de prueba del derecho extranjero podría el Notario aplicar directamente la ley española, aunque en realidad más que una duda es un deseo, pues no encuentro argumentos legales ante la contundencia del artículo 9.1 del Código Civil, y la búsqueda de otras normas (que haberlas, las hay) me parece forzada.

    La realidad, por desgracia, decae ante la buena intención de esta entrada, pues lamentablemente si una gran mayoría de los españoles no hace testamento, lo cierto es que tampoco los extranjeros que se encuentren en España o tengan bienes en España lo van a hacer (quizá sería recomendable que cuando el Notario autorice una compraventa de un bien inmueble por un extranjero, extremara el celo recomendándole hacer testamento).

    Gracias por abordar este tema tan delicado, y confirmarme las dudas más importantes que tenía sobre el tema

  2. Querido Francisco:
    Yo, sin embargo, no soy tan pesimista como tú te muestras. Comenzando por el final:

    1) La realidad es que los extranjeros, creo, proporcionalmente, hacen más testamentos que los españoles. En Alicante, que es una zona con notable tráfico internacional, es habitual, por determinados extranjeros, acudir de la mano del abogado a la compra de la vivienda; normalmente, en el pack va la compraventa, los testamentos y un poder a favor del letrado que les administra.

    Es cierto que no lo hacen todos, sin embargo, sí que hay una mayor sensibilidad de la que pensamos.

    Por otro lado, yo, como Notario, sí pienso, como tú apuntas, es conveniente, no sólo a los extranjeros, sino también a los españoles informar en el momento de la compra de una vivienda la transcendencia que tendrá de cara a una eventual sucesión haber otorgado o no testamento. Es algo en lo que hago hincapié tanto a los extranjeros como a aquellas personas en las que concurre alguna de estas circunstancias: solteros-sin hijos-convivientes de hecho.

    2) En cuanto a lo de aplicar la Ley española… tú sabes la respuesta mejor que yo. Si bien, el último reglamento Europeo en materia de sucesiones alivia mucho, aunque lo fundamental es haber otorgado testamento.

    3) Respecto a la poligamia. Es algo sobre lo que ya hemos cambiado, hace ya algunos años, impresiones. Para mi el problema no es el del testamento sino el de la declaración de herederos hecha por Notario español en aquellos casos en los que se atribuye distinta porción en función del sexo. Lo de la poligamia no lo he tenido nunca, si bien, creo que una respuesta negativa, sin más, apelando al orden público interno, me parece , a día de hoy, un argumento pobre e inconsistente.

    Un abrazo.

    • Sabes de mi capacidad de “enredar” situaciones sin limite, así que abusando de tu paciencia desgrando las distintas cuestiones.

      a) Empezando por lo que tu llamas el pack (compra, testamento, poder), básicamente es lo que yo pretendía decir, aunque en el tema del poder, habrá que tener muy presente la delicadísima sentencia de 6 de Noviembre de 2013.

      Yo trato de hacer lo mismo, sean españoles o no los compradores, pero (salvo que los clientes vengan con un abogado -que si es frecuente en extranjeros-) la experiencia suele ser algo desalentadora.

      Otro pack, que uso frecuentemente (con igual resultado) es recomendar a los matrimonios que hacen testamento, el otorgar un poder preventivo recíproco (aunque nos escapamos del debate).

      b) En lo de la poligamia pienso exactamente igual que tu, o peor, pues será o no contraria al orden público (que creo que si, o al menos me resulta inmoral) pero existe, quieras o no, y no por ello puedes dejar a esa viuda completamente desamparada (máxime cuando en muchas ocasiones esa poligamia no es fruto de la voluntad de la mujer que la padece -desconozco si existe lo contrario-).

      Creo que unas pseudo-capitulaciones matrimoniales pueden ser una solución jurídica al tema, usando la libertad de pacto que en materia de uniones de hecho se permite en algunas comunidades autónomas, aunque con ello´ más que cuestiones sucesorias resolvemos cuestiones familiares y matrimoniales.

      c) Te confieso que me has pillado off con el Reglamento Europeo de sucesiones (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2012:201:0107:0134:ES:PDF) pongo el enlace, por si hay alguien tan despistado como yo.

      Necesito leerlo tranquilamente, pero el art 21, en principio parece que permite aplicar íntegramente la ley española (supongo que normas forales incluidas). Dado que tienes más estudiado el tema, te pregunto si estoy en lo cierto con esta afirmación, o no.

      Otro abrazo para ti, es un placer seguir leyendo como opinas

      • Interesante debate:
        1) Lo de españoles vs extranjeros… son dos realidades totalmente diversas. En el caso del extranjero, normalmente adquirente de residencia vacacional (aunque cada vez menos) que es para lo que yo aludía al “pack”, no suele haber problema.
        Los españoles, en cambio, teniendo en cuenta que es la vivienda habitual, normalmente, la que está en juego, presentan otras preocupaciones. En mi caso, me gusta hacer, como dije hincapié en aquellos supuestos en los que, más allá de la mera previsión de la voluntad testamentaria, se va a generar un problema por la inexistencia de ella. Así, son los llamamientos a colaterales, al igual que los supuestos de uniones de hecho o situaciones convivenciales no cubiertas los que EN TODO CASO, deben salvarse.

        2) Lo del poder preventivo… he escrito un par de entradas sobre ello en el blog, hace poco más de un mes. Pienso que el poder preventivo, aunque teóricamente, puede ser conveniente para el supuesto que comentas, en la práctica, puede que sea anticipar un problema de forma innecesaria. No obstante, a veces te sorprendes. Son varias las situaciones que se pueden tener en cuenta y todas tienen su idiosincrasia y naturaleza específica. En cualquier caso, a partir de determinada edad, es algo imprescindible; sin embargo, no suele coincidir con el momento vital del acceso a la vivienda.

        3) En cuanto a lo del Reglamento. Hay dos cuestiones muy interesantes a tener en cuenta. Por un lado: nuestras sagradas legítimas son prescindibles sobre la base de los puntos de conexión, es algo que aunque nos cueste creérnoslo es así.

        Por otro lado, la cuestión más importante y que no está resuelta pero que seguro que dará problemas es ¿se puede aplicar el Reglamento a los conflictos internos de leyes?

        Saludos

  3. Hola compañeros:
    De las 3 Comunidades Autónomas en que he ejercido nuestra profesión, solamente en Galicia podría decir que las declaraciones de herederos eran frecuentes. En las otras dos, son una rareza y en el caso de Galicia (que ha sido una de las 3) habría que decir que lo minoritario, lo muy minoritario, era morir intestado, aunque se dieran más casos que en otras zonas.
    Tema distinto es el de los extranjeros. Aquí yo distinguiría entre los extranjeros que han venido a España a jubilarse y los que han venido a trabajar. Los primeros suelen hacer testamento. Los segundos, por ahora no.
    Este segundo colectivo es joven o de mediana edad, por lo que, de momento, el problema es pequeño y no preocupa. Cuando los años pasen, los intestados de extranjeros proliferarán y se convertirán en documentos caros y complicados para el interesado y para el notario.
    Y esto es muy fácil de solucionar: SEÑOR EXTRANJERO CON BIENES DE CUALQUIER CLASE EN ESPAÑA: HAGA TESTAMENTO EN ESPAÑA.
    Por supuesto, el testamento no es la panacea. Seguirá siendo necesario reunir algunos documentos, pero ya sobre la base de un título sucesorio: el testamento hecho en España que es bueno, bonito y barato…. Y no nos resolverá todas las dudas…conocimiento de la sucesión forzosa en los distintos países, orden público, el “aberrante” reenvío, las sucesiones europeas…..
    Pero insisto, el testamento cambiaría radicalmente el panorama.
    Por ello creo que a nivel Colegios y sobre todo Consejo General del Notariado, debería hacerse una pequeña campaña para fomentarlo. Una simple reunión entre el Presidente del Consejo y la Subdirección General del Notariado, sería suficiente para que la noticia apareciera en los medios y tuviera un efecto inmediato…Si mencionar el tema en un telediario, los extranjeros acudirían en tromba a la notaría.
    Gracias por vuestro interés en el tema. Un abrazo. Justito El Notario.

    • Interesante distinción la que planteas.

      Lo de las actas de herederos… yo lo veo más bien, antes que en función de la Comunidad, en función del tamaño de la población. Paradójicamente, en las poblaciones pequeñas yo he autorizado más actas, que en las ciudades grandes. ¿Fue Galicia tu primera Comunidad?

      En cuanto a la distinción que planteas, es muy acertada, sin embargo, ahora, es más rica en matices, pues entre el extranjero que viene a jubilarse y el que viene a trabajar se ha colado el que viene a invertir (ahora creo que son los más). Cada uno tiene su problemática específica.

      Siendo cierto que el que viene a trabajar, en teoría, por sus circunstancias vitales, al ser más joven, en principio, suele quedar más al margen de la problemática. Sin embargo, la realidad me ha enseñado que España es un país recepto de mano de obra barata dedicada a puestos de trabajo de riesgo (construcción). Así, cuando me he encontrado con alguna persona de esa circunstancia y procedencia el tema venía motivado por la existencia de bien una indemnización laboral/accidente, bien un contrato de seguro de vida, con la lógica urgencia y necesidad precaria. Incluso, en algún caso, he visto como algún compañero aplicaba con excesivo rigor el 9.8 del Código civil, en relación a los derechos del viudo y las certificaciones de leyes que pedía eran complejísimas, no solo por el encarecimiento, sino por encontrar quien las realizase. En este caso me refiero a la disyuntiva entre dar una u otra naturaleza a “los derechos que por ministerio de la Ley corresponden al cónyuge viudo”.

      Con lo que el testamento SIEMPRE ES IMPRESCINDIBLE.

      En cuanto a lo que propones del Consejo… hay tantas cosas que nuestro querido Consejo podría hacer y no hace por desgracia que…

      Pienso que nuestra profesión no es realmente conocida y debe abrirse a la sociedad -mi colaboración es este blog-. En cualquier caso, esto creo que excede del debate.

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s