El perro de mi vecino

pelea vecinos   Los vecinos, como la familia, no se eligen. Te tocan los que te tocan. A veces, puedes haber sido escrupuloso y optado por una comunidad de propietarios antes que por otra. Las personas que habitaban en la primera te gustaban más que los vecinos de la segunda. Es algo a lo que no todo el mundo da importancia, pero la tiene.

   El otro día, apareció en el rellano de mi escalera, un cartel en tono muy correcto por el cual un vecino, de forma anónima, mostraba su malestar por le existencia de un perro que ladraba de forma incontrolada a distintas horas del día, perturbaba el descanso de otros propietarios.

IMG_3229

   Al vecino no le faltaba razón. El perro en cuestión -no es mío, aunque se quién es su afortunado dueño- ciertamente ladra de forma incesante. Sucede, no obstante, que cada persona tiene una sensibilidad distinta. Lo que a unos resulta indiferente a otros molesta. Como decía Aristóteles, en el justo medio está la virtud.

   Lo que resultó ser una tímida, pero decidida, queja de un vecino; acabó siendo un collage de reclamaciones contra el perro del vecino. Cada cual, con educación, había añadido al escrito lo que había considerado; era una especie de entrada del Facebook, en la que cada uno añadía su comentario.

IMG_3230

   Ya he dicho en alguna ocasión que el que quiera imponer su criterio a toda costa no debe vivir en un edificio. Una Comunidad de Propietarios tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. En mi opinión hay que tener una cierta dosis de tolerancia. Pues ni todo es blanco, ni todo es negro. Al mismo tiempo, todos los vecinos deben ponerse en situación y entender las consecuencias de sus actos respecto de los copropietarios. Así, a lo mejor, uno puede llegar a darse cuenta de que el perro que ladra de forma incontrolada, tal vez, moleste a más de uno.

   Me parece que, todo esto, se resolvería con algo de educación y un poco de sentido común. Sin embargo, por desgracia, la educación cada cual tiene la que tiene y el sentido común, no es tal.

   En estos casos, ¿qué puede hacer el vecino que sufre los ladridos del perro? Si intentar hablar con el vecino ha sido infructuoso. Si no ha llegado a ningún acuerdo con él. Puede poner los hechos en conocimiento del Presidente de la Comunidad. La Ley de Propiedad Horizonal, la Ley es clara:

   “Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”.  (Art. 7 LPH)

   Las consecuencias pueden ser muy graves, incluso, pueden conllevar, además de la cesación de la actividad molesta, la privación del uso de la vivienda.

   Sin perjuicio de la Ley de Propiedad Horizonal, existe una normativa autonómica y municipal que debe ser tenida en cuenta.

   Personalmente, pienso que es mejor no llegar a tal extremo. Tenga quien tenga razón, la realidad es que el acto de protesta, en la práctica genera un antes y un después.

   ¿Os sería agradable compartir el ascensor con el vecino a partir de ese momento?

Antonio Ripoll Soler

Notario de Alicante

www.notariaripoll.com

Anuncios

13 Comentarios »

  1. jajaja, que bueno, he disfrutado de sobremanera de tu post,
    me quedo con muchas frases…
    “Los vecinos, como la familia, no se eligen. “.

    verdades como puños…
    “Lo que a unos resulta indiferente a otros molesta. Como decía Aristóteles, en el justo medio está la virtud.”

    y la que más me ha gustado..
    “todo esto, se resolvería con algo de educación y un poco de sentido común. Sin embargo, por desgracia, la educación cada cual tiene la que tiene y el sentido común, no es tal.”

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ SENTIDO COMÚN !!!!!!!!!!!!!!!!!

    es una lástima que a mucha gente algo tan sencillo – no lo tenga –
    se nos ha perdido en el camino ….
    que pena que mucha gente que nos rodea, LLEGARA A ENTENDERLO

    con tu permiso lo he colgado en mi Facebook – que lo sepas –

    FELICIDADES

    • Eduard, gracias!!
      Siempre es un placer verte por aquí. Puedes colgarlo donde quieras. Comentarios como el tuyo no sabes lo que llenan. Empecé a escribir por casualidad y, francamente, está resultando muy gratrificante.
      Un fuerte abrazo

    • Totalmente, de acuerdo, a veces, por desgracia, perdemos la perspectiva. No solo en este tipo de conflictos. En muchas ocasiones me sorprendo en el despacho después de oir sapos y culebras de alguien contra alguien, diciéndole como consejo preliminar: “¿Pero ha hablado usted con él y le ha explicado lo que le pasa?”
      Las respuestas son sorprendentes.
      Gracias por tus palabras.

  2. Bueno, bueno, bueno…. además de lo que comenta @eduardachon, me quedo con el “me gusta” del aviso!!! No sabes cómo me he reído… aunque tus vecinos, supongo, querrán llorar!!
    Te voy a contar mi experiencia con un caso similar. Allá por el año 2000, fui de viaje a Hamburgo a visitar a unos amigos. Una noche, el perro del vecino no paraba de ladrar, con la consiguiente molestia para todos.
    Mis amigos me informaron de que si al cabo de unos minutos los ladridos no cesaban, algún vecino llamaría a la Policía. En breves instantes, la Policía se presentó en la vivienda del vecino, para llamarle la atención, recordándole que, a ciertas horas, hay que respetar el silencio y el descanso. No sé cuál será la normativa alemana, pero, te aseguro que surgió efecto…

    ¿demasiado exagerado? No sé…

    Y por cierto, cuando hayáis encontrado la solución, coméntanosla, que mis vecinos fuman en la ventana que está encima de la zona de tender la ropa!!!!! Y me cae la ceniza!!! ¿les aplicamos el art. 7 LPH?

    • Sinceramente, lo del perro es opinable, lo de tus vecinos es pura mala educación. Que triste. Igual si pones tu un cartel hace efecto. El perro hoy ha dejado de ladrar. En muchas comunidades, de esa manera que comentas, se queman toldos y puede llegar a causarse incendios. Sucede que nadie se mete en el Juzgado por eso y, por otro lado, es muy triste tener que planteárselo. Como en el post digo y como más claro apunta Eduard. Se trata de EDUCACIÓN, RESPETO Y TOLERANCIA.
      Saludos

  3. Hola Antonio, ayer te visité y hoy he leído tu blog.
    Voy a contar un caso mucho peor:
    una vecina que no vivía en nuestra comunidad sino en otro piso, usaba el piso de “perrera”.
    Tenía un perro muy grande y uno pequeño. Esta vecina además es una morosa experta: este piso lo tiene gravado con dos préstamos que no paga, superando con mucho el valor real del piso. Tampoco paga comunidad. Además tiene una peluquería muy vistosa, que no figura a su nombre. Debe además decenas de miles de euros a la SS. Toda una experta en evadir pagos.

    No es de extrañar por tanto que no le importen sus vecinos. Venía a diario a atender a los perros, pero lo mínimo. Lo sabíamos porque el perro se pasaba el día y la NOCHE ladrando. Eran ladridos de angustia, de “dejadme salir”. Un ladrido por segundo 3600 segundos a la hora.
    Cuando paraba sabíamos que la vecina había hecho la visita de rigor para que no se muera el perro. Si tocabas el timbre no contestaba. Si la pillabas saliendo decía que si, y que iba a hacer algo (mentira). Los orines salían por la puerta (el animal desesperado se orinaba y defecaba en el piso).

    Llamaron a la policía una vez. La pillaron y le obligaron a limpiar el piso, diciendo que estaba en un estado lamentable. Llamaron otra vez. Nada, no escarmentaba.
    Pusieron un escrito en el ayuntamiento, y también se acudió al Albergue de animales.
    Se pensó en ir a juicio contra ella, pero lo que comentas se desestimó porque llevaría más de dos años (el juicio por fastidiar a la comunidad). Pensando en otras opciones, no sabemos si al final la Protectora tuvo unas palabras con esta chica, pero un día se llevó el perro y menos mal.
    Judicialmente sólo se nos ocurría acusarla penalmente de maltrato animal, en colaboración con la protectora y la llamada “brigada azul” del ayuntamiento. Al final no hizo falta por suerte.

    • Gracias por participar, Carlos!
      Tu historia es muy ilustrativa. Muchas veces la educación y el respeto debería bastar…
      Me alegra que, finalmente, cesase vuestra situación.
      Tener animales no es obligatorio, el que no esté dispuesto a atenderlos no debería hacerse cargo de ellos.
      Te animo a seguir participando!!
      Saludos

  4. Es un problema de normas de convivencia y de educación. El cartel no tiene desperdicio, pero la gente muchas, pierden la perspectiva con los animales, pasa cuando vas corriendo o caminando por la playa, hay verdaderos Sabuesos de los Baskerville, sueltos sin bozal, que dan miedo, hay que eludirlos con verdadera pericia para que no te persigan y los dueños, tienen siempre la misma frase, ” no hace nada” y ya te ha devorado la mitad de una pierna. De hecho a una amiga, un mastín de esos recientemente le destripó ( y perdonen la palabra, es literal), a la pequeña mascota ( un perrito) que tenía, cuando estaban en el parque, hubo que sacrificarlo, y el parque lleno de niños pequeños, incluido el de mi amiga…
    Si vivimos en una Comunidad hay que respetar los horarios de los demás, y cuidar los animales, a mi encantan los gatos, pero en un piso, y con vistas a una piscina y todo el día yo en la calle trabajando, me dan pena, por tanto me fastidio.. y los amo… pero dejar a los animalitos todo el día solos, es lo que pasa, la soledad es dura hasta para los animales… es así. Como dice la frase: “el que tenga tienda que la atienda y si no que la venda”, del refranero cubano

    • Gracias por tu siempre amable y formada opinión!
      En general, los comentarios inciden, al igual que el propio post, en la necesidad de dar un toque de tolerancia y educación a las relaciones de vecindad.
      Me ha gustado el refrán que, ¿lógicamente?, desconocía.
      Un fuerte abrazo

  5. Mi querido amigo:

    Gracias por ilustrarnos siempre con tus píldoras, son de lo más enriquecedoras.

    En este post describes una situación muy común en las Comunidades de propietarios, si bien es más compleja en los edificios que en los de propiedad tumbada.

    Comparto contigo la influencia en la convivencia de la educación combinada con una dosis de sensatez, algo … a veces escaso lo uno y lo otro. Pero lo que más influye bajo mi punto de vista es la notoria falta para decir las cosas … en mi modo de verlo como AAFF se debe a un fallo de comunicación, sin duda alguna.
    Muchos AAFF mediamos este tipo de cONflictos … a veces tenemos éxito por cuanto todos los factores se alinean: emisor, receptor, mensaje, contexto … Yo utilizo una técnica muy útil que es la PNL (Programación Neurolinguistica) mediante la cual con empatía y otras destrezas podemos lograr el entendimiento. Es parecido a llegar al corazON de las personas … y sacar lo mejor que llevan dentro.

    Otras veces no alcanzo el éxito… y he de emplear la comunicación escrita bajo amenaza de ejercer acciones conforme al artículo. 7 LPH … y también funciONa.

    Gracias AntONio.

    Maribel Orellana Gil
    Col.2392 CAF MÁLAGA
    #AAFFINKIETA
    http://www.orellanagomez.com

    • Gracias por tus palabras, querida Maribel. Por desgracia , no todos los administradores demuestran la misma sensibilidad.
      Tu hablar no es el discurso habitual, más próximo a “aquí no hay quien viva” que a modernas técnicas de comunicación”
      Feliz finde!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s