De emprendedor a empresario: Sociedad Fase II

 emprender_emprendedor_sociedad  Desde que apareciese la Sociedad Limitada Nueva Empresa, lo cual parece en la noche de los tiempos; tras un primer momento en el que la apuesta tecnológica y legislativa por la celeridad quedaba en entredicho como consecuencia de un ampuloso tipo societario que a pocos convencía y a nadie gustaba; se han ido sucediendo reformas legislativas tendentes a proveer al emprendedor los instrumentos jurídicos necesarios para centrarse en que su idea floreciese y fuese rentable.

   El año 2010 marca el punto de partida de un ciclo de vertiginosas reformas a fin de hacer más fácil la vida al emprendedor. Se potencian la tramitación telemática de socidades. Fundar una sociedad se convierte en algo que se lleva a efecto en cuestión de horas. A veces me he preguntado si realmente el problema de emprendimiento eran los tiempos y costes notariales y registrales. No puede dejar de llamarse la atención en el hecho de que  el ahorro de costes notariales ha supuesto un incremento de gastos en otras partes que ahora intervienen en el proceso y que, por otro lado, la celeridad en la tramitación se frustra cuando la documentación, debido a un mal asesoramiento, llega a la notaría defectuosa o incompleta.

   La legislación actual provee al emprendedor de un tipo societario fácil y suficiente para adentrarse en la aventura de emprender. Sin embargo, si queremos ser serios, igual que sucede en otras facetas de la vida, una vez que el emprendedor ha puesto en marcha su idea y esta avanza segura hacia el éxito, tal vez, sea el momento de replantearse el camino al que su sociedad se enfrenta y robustecer la estructura sobre la que su idea de negocio descansa.

   Tras una primera fase en la que la ilusión hace que el carro marche solo, es conveniente pararse un momento a pensar y poner sobre la mesa, en el “momento cero”, aquel en el que los problemas todavía no han surgido y se es plenamente objetivo, los posibles puntos de fricción que pueden frenar la marcha del negocio. Esos aspectos críticos no existirán si el emprendedor viajaba en solitario. Pero en aquellos  casos en los que la aventura de emprender se abordó de forma colectiva, en equipo, resulta sumamente importante abordar una reforma de los estatutos tipo a fin de que e n los momentos difíciles las cosas estén claras y las reglas del juego societario sean eficientes a fin de limitar asperezas entre los socios.

   Hay muchas cuestiones que no se resuelven satisfactoriamente o que no están acomodadas al perfil de cada concreta sociedad. Enfrentarse al fallecimiento de uno de los socios; configurar cómo se presta el trabajo en la sociedad por los fundadores; regular la transmisión de participaciones sociales; dar entrada a socios capitalistas que no decidan en el control societario; planificar la sucesión en la gerencia empresarial; decidir el papel que juega la familia en las pequeñas sociedades, entre otros aspectos cruciales, son cuestiones que conviene poner sobre la mesa a fin de que el sueño de emprender transcienda de la vida del emprendedor.

   Consultar a un profesional puede evitar más de una crisis empresarial antes de que surja el problema, porque las grandes empresas se forjan planificando cuando las cosas van bien, no apagando fuegos cuando se está con el agua al fuego.

Antonio Ripoll Soler

Notario de Alicante

www.notariaripoll.com

Anuncios

4 Comentarios »

  1. Acabo de cerrar un capítulo para un libro sobre empresa familiar que toca algo de los emprendedores, a ver cuando te animas a escribir tu libro, cuentas conmigo, siempre vas por delante en todos los temas.
    Un abrazo

  2. Don Antonio: Ha sido oportuno en la elección del tema relativo a los emprendedores. Sinceramente y desde el ámbito notarial de los empleados, he de significarle lo importante que sería disponer de un resume claro y didáctico (Texto Refundido para empleados de Notarías) acerca de la legislación sobre los emprendedores, desde aquella regulación de la Sociedad Limitada Nueva Empresa hasta las últimas disposiciones en materia societaria que afectan a los emprendedores. Muchas gracias.
    Tomás Albero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s